Tras un parón para descansar las neuronas, vuelvo con las pilas bien cargaditas y llena de ideas. La verdad que muchas veces vamos tirando del carro día tras día y no nos damos cuenta que nos volvemos cada vez menos productivos, por eso viene bien hacer un parón, respirar, coger fuerzas y de pronto  estás lista para estás listo para afrontar mil retos nuevos a la velocidad de la luz. Pero tengo que reconocer que si me hubiera cogido un par de días más tampoco me hubiera importado.

Durante estos días he tenido mucho tiempo para cotillear muchos blogs, muchas fotos, ver tendencias nuevas en decoración de todo tipo, y he descubierto un montón de cosas fantásticas. El mundo está lleno de cosas maravillosas que a veces ni nos imaginamos. Y hay millones de artistas aún por descubrir.

Hoy os traigo un nuevo estilo de tartas que está muy de moda y que me ha fascinado por su sencillez pero a la vez lleno de posibilidades. Se trata de tartas con un efecto pizarra. Me encanta el rollo de estas tartas, encajan a la perfección con el estilo vintage que tanto se lleva. Además puedes complicarlas tanto como quieras según tu estilo siendo súper románticas pero sin llegar a ser cursis.

Hay varias técnicas para conseguir este efecto, yo os voy a explicar la que me parece que consigue un efecto más realista.

Así que vamos con lo que vais a necesitar:

Ingredientes

  • Fondant negro
  • Bebida alcohólica blanca (como vodka o ron)
  • Polvo lustre blanco, del que usas para las flores de azúcar.
  • Colorantes blancos en gel.
  • Azúcar glass o maicena para extender el fondant y dar el efecto.

Materiales

  • Pinceles: una brocha gruesa de cerda suave y varios pinceles pequeños de de cerdas finas.
  • Estecas para modelar de silicona, pero también te servirá la punta trasera del cualquier pincel pequeño.
  • Plantillas con diseños para plasmar en la tarta
  • Papel encerado, para calcar.
  • Rodillo para extender el fondant.
  • Algún tipo de tela para limpiar el exceso de colorante del pincel.

Pasos

1- Extender el fondant negro sobre la tarta.

2- Encalado:  Con la brocha gruesa llena de colorante en polvo blanco vamos a  ir dando toques sobre el fondant hasta conseguir es efecto de pizarra recién borrada. No tengas prisa, es mejor que vayas poco a poco añadiendo el polvo, ya que es más sencillo ir añadiendo donde creas que necesita más que intentar quitarlo luego.

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Aceptar